Saltar al contenido
Sacosdedormirr

Los mejores SACOS DE DORMIR del mercado

¡Bienvenidos a Sacosdedormirr!

¿Estás pensando en comprar un saco de dormir para alguna escapada a la montaña? ¿Eres de los que recorren el mundo como mochilero y necesitas un saco de dormir ligero y que ocupe poco espacio? ¿Quieres comprar uno para cualquier otra actividad y no tienes ni idea de qué saco de dormir elegir?

Esta web nace para ayudar a personas como tú a comprar un saco de dormir que se adecúe a sus necesidades.

Sabemos de la dificultad que tiene encontrar un saco de dormir bueno y barato debido a la gran diversidad que existe en el mercado. Son muchos los factores que debemos tener en cuenta para elegir correctamente (precio, calidad, tamaño, material de relleno, peso, etc.).

Tras una larga investigación y experiencia en este tema, he decidido ser tu guía para facilitarte todo el contenido. He buscado cientos de webs donde puedes comprar sacos de dormir y he analizando en cada una de ellas las diferentes características y precios.

Vamos, que sé cual es el saco que necesitas sí o sí 😉

Tipos de sacos de dormir

En este listado podrás encontrar la mayoría de sacos de dormir disponibles actualmente en el mercado. Haz click en alguna de las diferentes categorías para obtener más información sobre ellas.

Si por el contrario no tienes idea alguna del tipo que necesitas,  te voy a contar un poco lo básico que debes saber antes de comprar un saco de dormir.

Consejos básicos para elegir tu saco de dormir

¿Qué saco de dormir me compro?

Antes de entrar en materia, voy a hacer una breve introducción comentando principalmente los puntos que debes tener en cuenta si estás buscando un saco dormir.

¿Para qué quiere alguien comprar un saco de dormir?

Obviamente, para dormir, ¿no?

El primer problema que debería resolver sería el descanso. Dormir bien es una de las características más importantes que debe tener nuestra elección final.

Para ello debemos soportar el frío. Ahora quiero que te preguntes dos cosas (te ayudarán para decidirte por un saco de dormir u otro).

Primera: ¿A qué temperaturas vas a someter tu saco de dormir?

Cada persona es un mundo y hay quien tiene más frio que otras, sin embargo, en términos generales recomiendo:

  • Por encima de 10 °C.- Ideal para viajes de primavera y verano.
  • 0-10 °C.- Normalmente se utilizan en rutas de montaña donde no haga demasiado frío.
  • Menos de 0 °C.- Para rutas de frío extremo bajo cero. Recomiendo ser consecuente con el precio y comprar uno que tenga el suficiente aislamiento como para velar por tu salud.

Aquí puedes ver más información sobre los tres tipos de temperatura que he mencionado anteriormente. Solo tendrás que hacer click en la imagen correspondiente 😉

La segunda cosa a tener en cuenta son las características más importantes en función de la supervivencia a la temperatura que lo vayas a someter.

  • La capacidad térmica del saco. ¿De qué material está relleno? ¿Cuánta cantidad de relleno tiene? Los sacos de mayor calidad soportarán mayores temperaturas (suelen ser rellenos de pluma de ave), mientras que los más baratos son los rellenos de fibra.
  • El tamaño del saco. Si eres como yo y mides casi 2 metros, un saco de 1,80 o 1,90 se te quedará chico… y o bien se te queda la cabeza al descubierto o se te quedan los pies. Es imprescindible comprar un saco de acuerdo con nuestro tamaño para proporcionar una mayor calidad.

Otras características importantes que deben de cumplir:

  • Volumen y peso. Si eres mochilero o te gusta cargar con tu saco a cuestas, el ser un saco de dormir ligero o no será de gran importancia. Quizá cuando lo cojas creas que no, pero cuando lleves andado más de 10 kilómetros te acordarás de mí 😉
  • Usabilidad. Al igual que el volumen y el peso, es necesario que se pueda compactar. Es decir, que ocupe lo mínimo posible a la hora de transportarlo, y si es posible, que sea fácil de guardar en su funda.
  • Precio. Si no incluyésemos esta variable nos compraríamos el mejor saco de dormir y punto. Sin embargo, debemos crear un equilibrio entre calidad y precio.
  • Forma y diseño. Existen varias formas de los sacos de dormir, como son los de momia o rectangulares. La idea también es que tenga un diseño bonito, o al menos, que no dañe la vista jeje. Esta característica dependerá de la importancia que le quiera dar cada usuario (puedes ver aquí el recopilatorio que hemos realizado de los sacos de dormir más divertidos y originales del mercado)

Como todo, el tipo de saco que necesitas dependerá de la actividad que quieras realizar.

¿La tienes en mente?

Entonces te presento los diferentes tipos de materiales que existen 😉

Clasificación según el material de relleno

Con el objetivo presente de satisfacer las necesidades de cada usuario, los sacos de dormir se pueden fabricar con tres componentes diferentes:

  • Plumas- Suelen ser los más caros porque conllevan una mayor calidad de protección. Son ideales para temperaturas bajas y suelen ser más ligeros y compactos que los sintéticos. El inconveniente es que necesitan un mayor cuidado del mismo y su manutención suele ser más complicada ya que no es recomendable usar la lavadora.
  • Sintético o fibra.- Son los más económicos y están previstos para el usuario medio (no le va a dar un uso muy delicado al saco). Es ideal para temperaturas medias-altas y su manutención es sencilla (se puede utilizar la lavadora). También soportan mejor la humedad, teniendo un secado muy rápido. Sin embargo, el peor inconveniente es que no serviría para temperaturas demasiado bajas, ya que no son lo suficientemente aislantes.
  • Algodón.- Destacan por su suavidad y buena capacidad de absorber la humedad. El inconveniente es que los sacos de dormir compuestos de algodón son muy pesados y poco compactos, por lo tanto tienen un uso más delimitado como los campings (cuando te trasladas en coche).

Marcas de sacos de dormir más importantes

Existen numerosas marcas de sacos de dormir en el mercado.

Entre las más importantes se encuentran Deuter, Quechua, The North Face, Klimber, Mammut, Marmot, Lafuma, Mckinley, Miller, Ferrino, Salewa o Forclaz.

Durante todos los posts de este blog podrás observar los sacos de dormir de las diferentes marcas mencionadas. En cada uno de ellos te diré las características, ventajas e inconvenientes de cada saco.

¡Así que de momento no necesitas saber más información sobre las marcas!

Información útil para comprar un saco de dormir

Hasta ahora te he estado contando un poco las características físicas de los sacos de dormir. Si has estado atento hasta aquí, deberías haber aprendido todas las propiedades principales y los factores que deciden qué saco de dormir comprar.

Una vez que tengas decidido qué saco de dormir vas a elegir, te voy a dar algunos consejos para encontrarlos al mejor precio posible y que remates la faena por fin.

¿Cuál es el precio normal de un saco de dormir?

La pregunta del millón… ¿Cuánto debo pagar por un saco de dormir?

Te voy a exponer las diferentes situaciones más comunes en las que vas a utilizar un saco de dormir, y el precio que deberías pagar por ello.

1.- Montañismo y temperaturas extremas (bajo cero).

Como es lógico, para un uso más profesional deberás necesitar un saco de dormir que garantice tu seguridad y confort.

Para poder aislarte de temperaturas muy frías necesitarás un saco de dormir de calidad. Estos son los de plumas, y como debes preveer, son mucho más caros.

El precio de estos sacos de dormir pueden rondar los 300-400 euros.

¿Te parece caro?

¡Te aseguro que peor será pasar frío durante una noche entera!

2.- Acampadas y viajes de mochilero a temperaturas no muy frías de manera frecuente.

Si viajas mucho o vas a darle mucho trote lo que te recomiendo es un buen saco de dormir en cuanto a calidad/precio.

No te vas a gastar el mismo dinero que en el caso 1, pero tampoco puedes jugártela. En este caso te aconsejaría un precio entre 100 y 200 euros.

El descanso es muy importante, e invertir en ello te saldrá rentable a largo plazo, ¡recuérdalo!

3.- Para un viaje cualquiera, y si cada vez que lo tienes que usar, ni te acuerdas si tenías un saco de dormir.

Muchas de las personas que necesitan un saco es para una vez que van a dormir fuera. Después su sitio será el trastero.

Difícilmente vuelvan a usarlo alguna vez más… (quizá porque se lo deje a algún vecino o familiar). O inlcuso ponerlo en venta.

Si este es tu caso, déjame decirte que sería absurdo comprar un saco de dormir muy caro (a no ser que vayas a exponerte a temperaturas muy frías, que en este caso te recomiendo uno de segunda mano).

Si no quieres comprártelo, tienes la opción de pedírselo a algún conocido. Aunque algo tan personal como un saco de dormir no se suele prestar.

Para este caso, existen sacos de dormir muy económicos (rellenos de fibra sintética) que satisfacen las necesidades básicas.

El precio de estos sacos de dormir suele rondar entre los 50 y 100 euros.

Los hay algunos más baratos, pero si te soy sincero, no los recomiendo.

¿Dónde puedo comprar uno online?

He estado investigando en todas las web de deportes como Kiabi, Carrefour, Sprinter, Decathlon, Forum, El Corte Inglés, Ikea, Husky,etc.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, el mejor precio lo he encontrado en Amazon.

Dentro de los artículos (incluso en esta página), pondré botones que os llevarán a las mejores ofertas de ese producto en concreto (y se os redirigirá a la tienda que tenga el mejor precio).

Además, he podido comprobar que los precios online son bastante más baratos que si los quieres comprar en una tienda física en Madrid o en Barcelona por ejemplo.

¿Existen sacos de dormir de segunda mano?

Algunos me han preguntado si existe la opción de comprar un saco de dormir de segunda mano.

La verdad es que sí, que lo puedes encontrar (por ejemplo en Amazon).

Sin embargo, es algo que no recomiendo, ya que existen modelos muy económicos.

Además, el saco de dormir es el típico produco que es muy personal (absorve olores, higiene, etc.).

Pero como en todo, será cuestión de gustos y necesidades.

¿Qué saco de dormir elegir? El top 10.

[TABLA COMPARATIVA – MARCA – RELLENO – PRECIO – TEMPERATURA SOPORTADA]

Complementos para una mejor utilización

Funda o bolsa de compresión

La funda será el complemento más importante que debemos tener junto a nuestro saco. Ésta siempre vendrá con nuestra compra, pero si por algún motivo la perdemos, debemos reponerla.

El objetivo de la bolsa de compresión será compactar bien el saco para que podamos transportarlo a cualquier lado sin que sea muy molesto.

¡Puedes echarle un ojo a este mismo!

funda para saco de dormir

¡Ver Ofertas!

Sábana o liner

Para algunas personas, es muy cómoda la utilización de sábanas a la hora de dormir. Estas se pueden utilizar para aislar el contacto del saco de dormir con el colchón, o incluso, para altas temperaturas como en verano, se puede utilizar de saco de dormir.

Suelen tener una apertura parecida a la del saco donde te puedes colocar dentro 🙂

saco de dormir sabana

¡Ver Ofertas!

Esterilla

La esterilla se utiliza como complemento al saco de dormir en las ocasiones que sea necesario dormir en el suelo (como por ejemplo en campings de montaña si no tienes colchones hinchables).

El objetivo es evitar el contacto directo con el suelo favoreciendo tu comodidad y descanso. También evita el aislamiento en caso de que el suelo esté mojado.

Para viajes en los que vas a dormir en albergues no es necesario una esterilla ya que dormirás en camas.

saco de dormir y esterilla

¡Ver Ofertas!

Colchoneta

Sería la alternativa a la esterilla.

Tiene la ventaja de que es muy cómodo para dormir. Utilizando una colchoneta y un saco dormirás en una situación muy parecida a la cama.

El inconveniente es que las colchonetas no son fáciles de transportar. A diferencia de la esterilla, que se pueden llevar en la mochila.

Por lo tanto dejaríamos la colchoneta para dejarlas en gimnasios o albergues, o para el caso de que el viaje sea en coche y puedas trasnportarla.

saco de dormir colchoneta

¡Ver Ofertas!

Información adicional sobre manutención. Preguntas frecuentes

Desde que empecé la web, no he dejado de recibir correos del tipo:

¿Necesita mantenimiento un saco de dormir? ¿Sabes la forma de utilizar el saco de la mejor manera posible?

Hay dos preguntas que voy a responder y que os va a ser de utilidad a la hora de mantener la calidad del saco.

¿Dónde llevar el saco de dormir en la mochila?

Parece una pregunta estúpida, pero muchos no saben si deben guardarlo dentro de la mochila (implica menos espacio para otras cosas como ropa por ejemplo), o llevarlo fuera, que en ese caso, dónde es mejor, ¿arriba o abajo?

Mi consejo va que dependiendo de la mochila que utilices lo lleves de una manera u otra. Si es lo suficientemente grande y lo puedes meter dentro mejor, evitarás ensuciar la funda o en caso de que llueva, está más protegido.

Si por el contrario, no te cabe dentro. La mejor opción es llevarlo debajo de la mochila.

Equilibrarás el peso y te será más cómodo de llevar. Recuerda que en la parte superior de la mochila deberán ir los objetos más ligeros que tengas.

¿Se puede lavar el saco para dormir en la lavadora?

Realmente no se necesita mucha atención una vez comprado, pero si estás más de una semana utilizándolo, es probable que se ensucie.

Lo recomendable es lavar el saco lo menos posible, pero si no hay más remedio se podrá limpiar en función del tipo de relleno que lleve.

Si es un saco de dormir sintético, se podrá meter en la lavadora perfectamente (sin centrifugar), y posteriormente dejarlo secar al aire libre.

Si es un saco de dormir de plumas sí que te recomiendo lavarlo muy poco. Este tipo de sacos no se pueden meter en la lavadora y lo ideal es dejarlo en manos de profesionales (una tintorería por ejemplo).

 

Espero que te sea de ayuda esta web.

Si tienes alguna duda más para comprar tu saco de dormir, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros!